Las voces de los que no tienen voz


viernes, 5 de octubre de 2018

UPM2: EL TRABAJO, LA INVERSIÓN, LAS ALTERNATIVAS Cuando los “opositores a todo” también planteamos alternativas.



Autor: William Yohai
5 de octubre de 2018

RESUMEN EJECUTIVO: En este trabajo, a diferencia del anterior[1] analizamos la inversión de ROU (El estado uruguayo tal como se lo nombra en el contrato con UPM) desde el punto de vista del flujo de fondos. Dicho en criollo: los diversos pagos anuales que realizaremos a lo largo de 15 años para viabilizar el proyecto.
Dichos pagos sumarían 277 millones de dólares (mmdd) anuales.
A fin de ejemplificar usos alternativos a ese dinero modelamos los resultados de una inversión de ese monto en vivienda de tipo económico, realizada en zonas urbanas con servicios.
Conclusiones: 

 

Se podrían construir 3.400 viviendas por año. Se generarían 5.000 puestos de trabajo permanentes.
En 15 años se habrían construido 51.000 viviendas para 178.000 personas.

“Me parece increíble, es de locos. Una cosa que fue negociada con tanto trabajo, que va a traer puestos de trabajo, el lugar más vigilado del medioambiente, me parece increíble que a alguien le pueda pasar por la cabeza eso pero están en todo su derecho”.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

ECONOMIA


martes, 25 de septiembre de 2018

UPM2: LAS SORPRESAS CONTINÚAN Cuando parecía que todo estaba dicho



Autor: William Yohai
22 de setiembre 2018

Hace varias semanas parecía que nada nuevo iba a aparecer en torno al negocio que surge del contrato ROU-UPM.
Decíamos que el contrato eléctrico significaba un subsidio por 1,450 millones de dólares (mmdd) dado que UTE se comprometía a pagar 72.5 mmdd anuales por una energía que no iba a necesitar. Recordemos que durante 2017 UTE utilizó apenas un 4% de su capacidad de generación térmica.
La demanda de energía eléctrica entre 2000 y 2017 creció, punta a punta un 20%. Es esperable, por tanto, que para 2037 haya crecido otro tanto. Faltan, entonces, bastantes años para que UTE realmente necesite nuevas fuentes de energía. Sin embargo, la eventual instalación de UPM2 puede adelantar ese proceso. La cláusula del contrato que obliga a ROU a garantizar un flujo mínimo del Río Negro provocará una caída de la capacidad generadora de las represas sobre el mismo. Según expresó el senador Luis Lacalle en llamado a sala de noviembre del año pasado[1] los servicios técnicos de UTE cuantifican esa pérdida entre 45 y 160 millones de dólares anuales. Lacalle afirmó también que el dragado del puerto de Montevideo costaría 30 mmdd. El viaducto sobre el acceso ferroviario al puerto, más el traslado del puerto pesquero a Capurro costarían unos 250 mmdd.
Según manifestaban un día sí y el otro también jerarcas oficiales el ferrocarril costaría 700 mmdd.
Basándonos en el costo (a valor actual tasa de interés 4.5%) del contrato eléctrico (943 mmdd.), el viaducto y traslado del puerto pesquero y el ferrocarril estimábamos la inversión de Uruguay en el orden de 1900 mmdd.
Si agregamos lo informado por Lacalle habría que agregar otros 45-160 mmdd (perdida generación UTE) y 30 anuales por el dragado.
Faltan en esta cuenta obras viales, interconexión eléctrica, fortalecimiento de DINAMA, reforma educativa ad-hoc, etc.
El 4 del corriente se abrió el sobre de la única oferta en carrera para construir la obra ferroviaria. Los medios de prensa[2] siguen informando que la obra tendrá un costo de 800 mmdd. Lo que no aclaran  es que ese sería el costo para la empresa contratista. Al estado uruguayo la obra le costaría más de 2.000 mmdd. En efecto, como indicio valga  el dato de que Diego Pini, representante de la empresa española ACCIONA que fue dejada fuera del proceso licitatorio, afirmó que su propuesta es 8.3% más barata que la del grupo ganador, liderado por SACEEM, y que ello representa 168 mmdd. menos. Una sencilla regla de tres da que el costo para nosotros sería de 2.024 mmdd. Por lo que hemos podido investigar el plazo de pago de esta suma sería de 15 años, a razón de 134,940 mmdd. anuales. El valor actual a una tasa de 4.25% (utilizada como base en los informes que figuran en página del MEF al respecto) da 1.583 mmdd.

martes, 7 de agosto de 2018

UPM2: EL EMPLEO Anatomía de la mentira



Autor: William Yohai
6 de agosto de 2018

El principal argumento que esgrime el gobierno y sus corifeos para justificar las enormes renuncias de todo tipo que impone el leonino contrato firmado con la empresa UPM con el fin de habilitar la segunda planta de celulosa de la empresa, es el del empleo. El país ha perdido varias decenas de miles en los últimos 3 años. Y esa falta se siente. Como argumento, si fuera cierto, sería difícil de rebatir. Oficialmente el “Contrato” dice al respecto:

 2.3.5 Las estimaciones preliminares indican que el Proyecto UPM generaría un
promedio de 3.000 (tres mil) puestos de trabajo, con picos de 5.000 (cinco mil),
durante la construcción de la Planta de Celulosa, y unos 4.000 (cuatro mil) puestos de
trabajo directos durante su fase de operación, relacionados con la actividad primaria,
industrial y logística.”[1]

Para establecer que nivel de credibilidad tiene lo afirmado aquí recurrimos a cuadro que publica OPYPA: 



La tabla de más abajo es idéntica, salvo que la última fila contiene la suma del total de empleados (registrados) en la industria forestal.




  A efectos de este trabajo, que buscar responder la pregunta ¿cuántos empleos generaría la eventual instalación de una nueva planta de celulosa? Interesa la diferencia entre 2016, cuando el país produjo aproximadamente 2.5 millones de toneladas de celulosa y 2007 cuando el país prácticamente no produjo nada. La primera planta, Botnia, comenzó su producción hacia noviembre de 2007. La diferencia en cantidad de empleos es de 1.905.  En este panorama está incluido el empleo en la industria forestal no-celulósica.
A fin de depurar esto último que, dicho sea de paso representa más de la mitad del total del empleo en la cadena forestal, construimos el cuadro que sigue. Como criterio para estimar la cantidad de empleo en la celulosa como parte de los distintos componentes establecimoe que: a) la celulosa representa el 99% del empleo en viveros. b) el 68% de la extracción de madera y los “servicios de apoyo a la forestación”.  La fuente de estos datos es el anuario OPYPA 2016[2]


 
La última columna, en color púrpura, contiene la diferencia (aumento o reducción) de empleos entre 2007 y 2016.
Establecimos, promediando lo que informa la DGZF en su censo de 2015[3], que el empleo en las zonas francas celulósicas ronda los 550 en cada una. Esto excluye los empleados durante la construcción de las plantas.
RESULTADO: Entre 2007 (no había fábricas de celulosa en producción) y 2016 (se produjeron 2.5 millones de toneladas) el empleo en el sector forestal celulósico creció en 1.158 puestos de trabajo. Estos datos asumen como correcto los del censo de la DGZF que se basa en información proporcionada por las propias empresas. E incluyen, se presume, la totalidad de las personas que allí trabajan, desde el personal de limpieza y seguridad, las plantas químicas, los puertos hasta los altos gerentes y las empresas independientes.
¿Cuántos empleos nuevos cabe esperar, entonces, que se generen si eventualmente UPM2 se vuelve realidad? La respuesta es clara: alrededor de 550.
Pero no somos sólo nosotros los que afirmamos que los miles de empleos nuvos prometidos son ilusorios:

2.4
Beneficios Indicativos
ROU espera que los beneficios del Proyecto UPM podrían incluir los asuntos referidos
en las Cláusulas 2.2. y 2.3. Dichos beneficios son únicamente indicativos y no
constituyen obligación o compromiso alguno para que UPM y el Proyecto UPM alcance
dichos beneficios o resultados.”

El mismo contrato se ocupa de hacérnoslo saber. UPM, consciente de ello quiso dejarlo así establecido, en blanco y negro.
Para terminar: los informes oficiales no cuantifican el empleo que genera el transporte de la madera en la cadena forestal. Se basan en una supuesta imposibilidad de hacerlo de acuerdo a metodologías internacionales. Resulta difícil aceptar el argumento. Seguramente los organismos oficiales disponen de abundante información que podría servir para estimar el fenómeno. No es nuestro caso. De todas formas algo está claro: la principal razón para construir plantas de celulosa en nuestro país es la logística. Por cada tonelada de celulosa es necesario mover entre 3 y 4 toneladas de troncos. Si no se construyera UPM2 y la empresa tuviera que exportar más de 8 millones de toneladas de troncos incurriría en costos abrumadores. Y, con seguridad, generaría muchos más empleos en el transporte que los que produzca una eventual nueva planta de celulosa.


[1]     El contrato entre “ROU” y UPM está disponible en: www.presidencia.gub.uy
[2]     http://www.mgap.gub.uy/sites/default/files/anuario_opypa_2016_en_baja.pdf
[3]     http://zonasfrancas.mef.gub.uy/innovaportal/file/21756/2/contribucion-al-empleo-2015--analisis-de-la-ocupacion-en-zonas-francas.pdf

miércoles, 18 de julio de 2018

UPM2: MENTIRAS Y VERDADES EL INSONDABLE MISTERIO DEL PBI Y EL EMPLEO



Autor: William Yohai
18 de julio de 2018

Abundan….un verdadero ¿quién da más? Las cifras que nos inundan compitiendo para decirnos la cantidad de empleos que generaría la eventual (ni dios permita) planta UPM2. Que 4.000, que 5, que 8 mil. Cualquier número parece insuficiente[1].
Cuando comenzamos a analizar el contrato ROU-UPM firmado en diciembre del año pasado uno de los puntos fuertes de la propaganda oficial era, precisamente el del empleo. Ya desde el vamos el documento revela su condición sui generis. A lo largo de mi vida comercial he visto decenas (tal vez cientos) de contratos. Ni  uno de ellos dedicaba páginas enteras a detallar los beneficios que la concreción del documento acarrearía a las partes. Todos se limitaban a establecer las obligaciones recíprocas, las multas por incumplimiento, las formas de notificación y otros detalles jurídicos.
No está demás resaltar que después de enumerar los “beneficios” para ROU una cláusula seca, escueta, contundente reza:
 2.4         Beneficios Indicativos
ROU espera que los beneficios del Proyecto UPM podrían incluir los asuntos referidos
en las Cláusulas 2.2. y 2.3. Dichos beneficios son únicamente indicativos y no
constituyen obligación o compromiso alguno para que UPM y el Proyecto UPM alcance
dichos beneficios o resultados”
Más claro, echale agua.

miércoles, 4 de julio de 2018

viernes, 29 de junio de 2018

Aumentando el gasto público, dirán los economistas keynesianos. Ajustando dirán los economistas liberales (neo) y los marxistas.

O suprimiendo el capitalismo, dirán estos últimos.

Excelente trabajo de Michael Roberts


 Brasil: austeridad, deuda y comercio


     Michael Roberts <http://www.sinpermiso.info/Autores/Michael-Roberts>

21/06/2018
Print <http://www.sinpermiso.info/print/textos/brasil-austeridad-deuda-y-comercio>PDF <http://www.sinpermiso.info/printpdf/textos/brasil-austeridad-deuda-y-comercio>
Facebook <http://facebook.com/sharer.php?u=http%3A%2F%2Fwww.sinpermiso.info%2Ftextos%2Fbrasil-austeridad-deuda-y-comercio&t=Brasil%3A%20austeridad%2C%20deuda%20y%20comercio> Twitter <http://twitter.com/intent/tweet?url=http%3A%2F%2Fwww.sinpermiso.info%2Ftextos%2Fbrasil-austeridad-deuda-y-comercio&text=Brasil%3A%20austeridad%2C%20deuda%20y%20comercio%20%40sinpermisoinfo> Menéame <http://meneame.net/submit.php?url=http%3A%2F%2Fwww.sinpermiso.info%2Ftextos%2Fbrasil-austeridad-deuda-y-comercio&title=Brasil%3A%20austeridad%2C%20deuda%20y%20comercio>

Acabo de regresar de Brasil, donde intervine en la reunión anual de la Sociedad de Economía Política (SEP) <http://www.sep.org.br/Downloads/PROGRAMA-CELULAR_SEP2018.pdf> de la Universidad Federal Fluminense (UFF) de Río de Janeiro y en las facultades de economía de la Universidad Federal de Río de Janeiro y la Universidad del Estado de Sao Paulo.

Mientras tanto, las divisas de los principales países emergentes se hundían frente al dólar. Las medidas del presidente Trump de 'subir la apuesta' de los aranceles comerciales contra todos <https://uk.reuters.com/article/us-usa-trade-china-trump/trump-threatens-to-hit-china-with-new-tariffs-on-200-billion-in-goods-idUKKBN1JE2ZQ>, y las contramedidas de retorsión resultantes previstas por la UE y China afectarán sobre todo a las exportaciones de estas economías. Al mismo tiempo, la Reserva Federal de Estados Unidos ha elevado su tasa de interés política aún más. Que con el tiempo incrementará el coste del servicio de la deuda contraída en dólares por estas economías emergentes. Así que la crisis de deuda de los mercados emergentes está cada vez más cerca. Argentina ya ha tenido que recurrir al FMI para obtener un préstamo de $ 50 mil millones <https://thenextrecession.wordpress.com/2018/06/10/trumps-tantrums-and-the-world-economy/> y su mercado de valores cayó casi un 10% en un solo día esta semana. El rand sudafricano también evoluciona de nuevo hacia su nivel más bajo frente al dólar desde hace dos años.

Brasil es parte de esta nueva crisis comercial y cambiaria. El real brasileño también ha acusado el golpe, reduciendo a la mitad su valor frente al dólar desde 2014 y retrocediendo a su mínimo histórico desde la Gran Recesión de R 4 por $ 1 EEUU.

El desempleo se mantiene cerca de máximos.

Y esto cuando el país se prepara para las elecciones presidenciales de octubre. El principal candidato en las encuestas es el ex presidente Lula, del Partido de los Trabajadores (PT). Pero languidece en la cárcel, condenado por corrupción. Es poco probable que pueda presentarse en octubre. El resultado de las elecciones es, por tanto, muy incierto <https://globalmarkets.bnpparibas.com/r/2018_ElectionTracker.pdf?sst=BHGjAkQ5PTh47QCQ5Ry5g&stream=true>. Y un 50% de los brasileños que dicen que no van a votar (a pesar de que es obligatorio), lo que es un indicio de la desafección de la mayoría de los brasileños con sus políticos, mayoritariamente corruptos, y sus dudas sobre la perspectiva de que Brasil consiga salir de la depresión económica que sufre desde el fin del auge de los precios de las materias primas en 2010.

La Gran Recesión de 2008-9 golpeó a su economía como en todas partes, pero cuando los precios de las principales exportaciones de Brasil (alimentos y energía) se desplomaron, la economía entró en una profunda depresión que se hizo más profunda en 2015-6. La leve recuperación posterior se estancando.

La actual administración del Presidente Temer llegó al poder mediante un golpe constitucional <https://thenextrecession.wordpress.com/2017/05/20/brazil-at-the-end-of-its-temer/> dirigido por los partidos de derecha en el Congreso, que llevaron a la destitución de la presidenta del Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff. Desde el principio, Temer ha buscado imponer políticas neoliberales clásicas ''de ‘austeridad', en forma de recortes drásticos en los servicios públicos, reducción del empleo en el sector público y menor inversión pública. Pero la prioridad de Temer ha sido masacrar las pensiones estatales. La crisis y el alto nivel de deuda pública debían ser pagados por los hogares brasileños. No es de extrañar que el índice de popularidad de Temer haya caído a un mínimo histórico de sólo el 4%. Sin embargo, el argumento es que el déficit del sector público (en la actualidad alrededor del 8% del PIB) y la deuda deben ser controlados para recuperar la ‘confianza' de las empresas e inversores extranjeros.

Como mostré en una nota anterior <https://thenextrecession.wordpress.com/2017/11/10/brazil-the-debt-dilemma/>, Brasil tiene la mayor proporción de deuda pública de las economías emergentes (datos del FMI).

Pero como demostraba en esa nota, la causa del elevado déficit presupuestario y de la deuda no ha sido el gasto 'excesivo' del gobierno en materia de pensiones, etc. Por el contrario, han sido las recurrentes crisis continuas en el sector capitalista y el bajo nivel de ingresos fiscales. Porque los ricos no pagan impuestos altos y los evaden continuamente de todos modos, mientras que la mayoría paga unos impuestos sobre el consumo que son muy regresivos. Los más pobres pagan un porcentaje más alto de sus ingresos que los más ricos.

La crisis ha sido causada por el colapso del sector capitalista en Brasil y el coste está siendo trasladado al sector público y a los brasileños mediante la austeridad. Los resultados de la crisis y de la austeridad eran evidentes en mi última visita a Brasil: en las calles degradadas de las ciudades de Río y Sao Paulo; y en los comentarios de la gente y los asistentes a mis reuniones sobre la congelación del gasto en educación y salud, etc - así como en los altos niveles de delincuencia.

No fue una sorpresa que SEP me pidiera que hablara sobre el impacto de la austeridad a nivel mundial. La austeridad, la inversión y los beneficios <https://thenextrecession.files.wordpress.com/2018/06/austerity-investment-and-profit.pptx
> fue el título de mi conferencia, que defendió dos puntos: en primer lugar, que la austeridad no fue la causa de la depresión o de la Gran Recesión en el capitalismo global. Por el contrario, el gasto público crecía en la mayoría de los países antes de la crisis, en paralelo de auge a nivel mundial. Véase el gráfico de la evolución del gasto público en las economías emergentes (mis cálculos).

Pero sobre todo quería demostrar que, aunque los brasileños deben resistir y revertir la 'austeridad' con todas sus fuerzas para proteger los servicios y el bienestar público, aumentar simplemente el gasto público no va a resolver el problema subyacente de las crisis y auges capitalistas, como afirman los keynesianos .

En mi papel, presenté ambos argumentos teóricos y evidencias empíricas para concluir que la mera impulsión del gasto público no tendrá el suficiente efecto 'multiplicador' sobre el crecimiento, el ingreso y el empleo mientras sea dominante el modo de producción capitalista. La producción capitalista sólo se reaviva con un aumento de la rentabilidad <https://thenextrecession.wordpress.com/2015/11/24/marxians-marxists-profitability-investment-and-growth/> y los beneficios en general; y la forma de salir de la crisis del capitalismo son las recesiones y la 'austeridad' - a expensas de los trabajadores. Demostré que el impacto de un aumento de la rentabilidad en el crecimiento en el capitalismo - lo que con mi colega G. Carchedi hemos llamado el multiplicador marxista <https://thenextrecession.wordpress.com/2012/06/13/keynes-the-profits-equation-and-the-marxist-multiplier/> - es mucho mayor que el aumento del gasto público (el multiplicador keynesiano). Así que la política de austeridad no es sólo una irracionalidad ideológica pro-mercado <https://thenextrecession.wordpress.com/2017/07/13/will-reversing-austerity-end-the-depression/>, como afirman los keynesianos, sino que tiene su racionalidad en un contexto de baja rentabilidad para el sector capitalista dominante.

Como he señalado en mis otras conferencias en las universidades de Río y Sao Paulo, la Larga Depresión continúa y ahora parece estar entrando en una nueva fase (ver El estado de la economía mundial) <https://thenextrecession.files.wordpress.com/2018/06/the-state-of-world-economy.pptx>: en primer lugar, con el creciente riesgo de una guerra comercial entre los EEUU de Trump y el resto del mundo; y, en segundo lugar, con el aumento del coste de la deuda y su erosión de la estabilidad empresarial, sobre todo en las 'economías emergentes', como Brasil. El calendario de pagos de la deuda contraída con los extranjeros alcanzará su pico el próximo año, cuando los costes de servicio y 'reestructuración' de la deuda sean más altos.

Y como he mostrado antes, Brasil tiene los costes más altos de los intereses de la deuda de todas las grandes economías emergentes (véase BR en el gráfico).

La economía mundial ha experimentado un ligero repunte (dentro de la Larga Depresión) tras la casi recesión de 2016. Pero pareciera que en 2018 el crecimiento a nivel mundial alcanzará su punto máximo <https://thenextrecession.wordpress.com/2018/04/20/global-economy-peaked/> y los bajos niveles subyacentes de rentabilidad e inversión volverán a aparecer, junto con una nueva crisis de la deuda en el sector empresarial no financiero, planteando nuevos riesgos. Veremos que pasa.

Michael Roberts <http://www.sinpermiso.info/Autores/Michael-Roberts>
es un reconocido economista marxista británico, que ha trabajador 30 años en la City londinense como analista económico y publica el blog The Next Recession.
Fuente:
https://thenextrecession.wordpress.com/2018/06/19/brazil-austerity-debt-and-trade/
Traducción:
G. Buster