Las voces de los que no tienen voz


martes, 7 de agosto de 2018

UPM2: EL EMPLEO Anatomía de la mentira



Autor: William Yohai
6 de agosto de 2018

El principal argumento que esgrime el gobierno y sus corifeos para justificar las enormes renuncias de todo tipo que impone el leonino contrato firmado con la empresa UPM con el fin de habilitar la segunda planta de celulosa de la empresa, es el del empleo. El país ha perdido varias decenas de miles en los últimos 3 años. Y esa falta se siente. Como argumento, si fuera cierto, sería difícil de rebatir. Oficialmente el “Contrato” dice al respecto:

 2.3.5 Las estimaciones preliminares indican que el Proyecto UPM generaría un
promedio de 3.000 (tres mil) puestos de trabajo, con picos de 5.000 (cinco mil),
durante la construcción de la Planta de Celulosa, y unos 4.000 (cuatro mil) puestos de
trabajo directos durante su fase de operación, relacionados con la actividad primaria,
industrial y logística.”[1]

Para establecer que nivel de credibilidad tiene lo afirmado aquí recurrimos a cuadro que publica OPYPA: 



La tabla de más abajo es idéntica, salvo que la última fila contiene la suma del total de empleados (registrados) en la industria forestal.




  A efectos de este trabajo, que buscar responder la pregunta ¿cuántos empleos generaría la eventual instalación de una nueva planta de celulosa? Interesa la diferencia entre 2016, cuando el país produjo aproximadamente 2.5 millones de toneladas de celulosa y 2007 cuando el país prácticamente no produjo nada. La primera planta, Botnia, comenzó su producción hacia noviembre de 2007. La diferencia en cantidad de empleos es de 1.905.  En este panorama está incluido el empleo en la industria forestal no-celulósica.
A fin de depurar esto último que, dicho sea de paso representa más de la mitad del total del empleo en la cadena forestal, construimos el cuadro que sigue. Como criterio para estimar la cantidad de empleo en la celulosa como parte de los distintos componentes establecimoe que: a) la celulosa representa el 99% del empleo en viveros. b) el 68% de la extracción de madera y los “servicios de apoyo a la forestación”.  La fuente de estos datos es el anuario OPYPA 2016[2]


 
La última columna, en color púrpura, contiene la diferencia (aumento o reducción) de empleos entre 2007 y 2016.
Establecimos, promediando lo que informa la DGZF en su censo de 2015[3], que el empleo en las zonas francas celulósicas ronda los 550 en cada una. Esto excluye los empleados durante la construcción de las plantas.
RESULTADO: Entre 2007 (no había fábricas de celulosa en producción) y 2016 (se produjeron 2.5 millones de toneladas) el empleo en el sector forestal celulósico creció en 1.158 puestos de trabajo. Estos datos asumen como correcto los del censo de la DGZF que se basa en información proporcionada por las propias empresas. E incluyen, se presume, la totalidad de las personas que allí trabajan, desde el personal de limpieza y seguridad, las plantas químicas, los puertos hasta los altos gerentes y las empresas independientes.
¿Cuántos empleos nuevos cabe esperar, entonces, que se generen si eventualmente UPM2 se vuelve realidad? La respuesta es clara: alrededor de 550.
Pero no somos sólo nosotros los que afirmamos que los miles de empleos nuvos prometidos son ilusorios:

2.4
Beneficios Indicativos
ROU espera que los beneficios del Proyecto UPM podrían incluir los asuntos referidos
en las Cláusulas 2.2. y 2.3. Dichos beneficios son únicamente indicativos y no
constituyen obligación o compromiso alguno para que UPM y el Proyecto UPM alcance
dichos beneficios o resultados.”

El mismo contrato se ocupa de hacérnoslo saber. UPM, consciente de ello quiso dejarlo así establecido, en blanco y negro.
Para terminar: los informes oficiales no cuantifican el empleo que genera el transporte de la madera en la cadena forestal. Se basan en una supuesta imposibilidad de hacerlo de acuerdo a metodologías internacionales. Resulta difícil aceptar el argumento. Seguramente los organismos oficiales disponen de abundante información que podría servir para estimar el fenómeno. No es nuestro caso. De todas formas algo está claro: la principal razón para construir plantas de celulosa en nuestro país es la logística. Por cada tonelada de celulosa es necesario mover entre 3 y 4 toneladas de troncos. Si no se construyera UPM2 y la empresa tuviera que exportar más de 8 millones de toneladas de troncos incurriría en costos abrumadores. Y, con seguridad, generaría muchos más empleos en el transporte que los que produzca una eventual nueva planta de celulosa.


[1]     El contrato entre “ROU” y UPM está disponible en: www.presidencia.gub.uy
[2]     http://www.mgap.gub.uy/sites/default/files/anuario_opypa_2016_en_baja.pdf
[3]     http://zonasfrancas.mef.gub.uy/innovaportal/file/21756/2/contribucion-al-empleo-2015--analisis-de-la-ocupacion-en-zonas-francas.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario