Las voces de los que no tienen voz


viernes, 5 de octubre de 2018

UPM2: EL TRABAJO, LA INVERSIÓN, LAS ALTERNATIVAS Cuando los “opositores a todo” también planteamos alternativas.



Autor: William Yohai
5 de octubre de 2018

RESUMEN EJECUTIVO: En este trabajo, a diferencia del anterior[1] analizamos la inversión de ROU (El estado uruguayo tal como se lo nombra en el contrato con UPM) desde el punto de vista del flujo de fondos. Dicho en criollo: los diversos pagos anuales que realizaremos a lo largo de 15 años para viabilizar el proyecto.
Dichos pagos sumarían 277 millones de dólares (mmdd) anuales.
A fin de ejemplificar usos alternativos a ese dinero modelamos los resultados de una inversión de ese monto en vivienda de tipo económico, realizada en zonas urbanas con servicios.
Conclusiones: 

 

Se podrían construir 3.400 viviendas por año. Se generarían 5.000 puestos de trabajo permanentes.
En 15 años se habrían construido 51.000 viviendas para 178.000 personas.

“Me parece increíble, es de locos. Una cosa que fue negociada con tanto trabajo, que va a traer puestos de trabajo, el lugar más vigilado del medioambiente, me parece increíble que a alguien le pueda pasar por la cabeza eso pero están en todo su derecho”.

 

Así se refería Carolina Cosse, ministra de industria y energía a los opositores al proyecto UPM2.
Ese es el nivel corriente de las manifestaciones de los jerarcas cuando se refieren a nosotros. Y, desde cierto punto de vista, es cierto. Estamos locos.
Sólo así se explica que hayamos decidido oponernos a un proyecto que cuenta con la anuencia pasiva o activa de todo el sistema político. Apenas el diputado de Unidad Popular manifiesta  oposición al proyecto.
Veamos el origen de las cifra que resumimos más arriba:
1) Hemos anualizado los pagos que deberá realizar ROU según el siguiente cuadro:
“Eléctrico” corresponde a los pagos que deberá efectuar UTE a UPM durante 20 años a razón de 72.5 mmdd cada uno. Homogeneizamos todos los flujos de caja a 15 años para facilitar los cálculos. No hicimos, en este caso, la “refinación” financiera que hubiera correspondido. No modificaría sustantivamente el resultado. Así, los pagos descritos durante 20 años se transforman en 97 mmdd anuales.
2) Ferrocarril los 2.024 mmdd a lo largo de 15 años (de las fuentes públicas no surge este dato en forma certera pero estos cálculos son aproximativos) da 135 mmdd anuales.
3) los datos del dragado surgen de la intervención de Luis Lacalle en el llamado a sala del Senado en noviembre del año pasado.
4) Dividimos el costo del viaducto y el traslado del puerto pesquero a Capurro en 15 “cómodas cuotas” anuales.
5) Restamos los pagos por cánones, aportes al saneamiento del Río Negro y otros que el contrato prevee debería realizar UPM.
6) Estimamos otros costos que tendrá ROU (vialidad, educación técnica media, reforzamiento de la DINAMA, etc.).



Para calcular todo lo relativo al costo de la vivienda utilizamos el boletín mensual de INCA[2].
Algunos elementos: el costo del m2 corresponde a vivienda de planta baja y 3 pisos superiores. Se tomaron datos de un estudio de CPA Ferrere[3] para atribuir jornales por m2 en dicha tipología de vivienda. Del ministerio de trabajo[4] los salarios.
El siguiente cuadro resume los datos de base:

 

¿Qué se perdería al no hacer el proyecto UPM?
De acuerdo a nuestro trabajo anterior[5] se dejarían de generar 2.850 empleos durante unos dos años en la construcción de la planta. Y 550 permanentes en la propia zona franca, lo cual incluiría todo el personal de producción, servicios y la fábrica de químicos necesarios.
Se dejaría de reconstruir el ferrocarril central. De hecho tal cual está planteado en el contrato ROU-UPM el mismo difícilmente cambie la realidad del transporte de mercancías y pasajeros salvo en lo atinente a la celulosa y los químicos que su producción necesita.
Pero hay más: cuando se estima la inversión pública en viviendas se incluye un fuerte componente de leyes sociales. De acuerdo a la inversión planteada  40,5 mmdd irían a pagar leyes sociales. Es claro que gran parte de ellas revierten y se quedan en el estado.
Las externalidades positivas de un plan de vivienda como el propuesto son mucho mayores que las que implicaría UPM2. Una propuesta de construcción importante de viviendas como la planteada permitiría la instalación de industrias de materiales con mercado garantizado.
Se resolvería gran parte del problema de vivienda que sufre la población del país. Y no se hipotecaría la soberanía nacional con un proyecto como el de UPM2. Sobre este tema se ha escrito ya bastante y está clarísimo. Otro aspecto a destacar: un proyecto como el planteado no implica exenciones fiscales ni zonas francas. Todas las empresas involucradas pagarían los impuestos de rigor. Por lo cual además de los aportes al bps (leyes sociales) habría otros millones de dólares que revertirían al estado reduciendo de esta forma la inversión total de éste. Contabilizando en forma aproximada estos retornos la inversión pública neta no superaría los 230 mmdd. La inversión en vivienda genera mucha más repercusiones que la construcción de un ferrocarril, dónde buena parte de la inversión se va en materiales importados (rieles, durmientes, etc.). El proyecto eléctrico implica un donativo sin contrapartida (o casi) del estado uruguayo a UPM. En efecto, su sustento está en compensar la pérdida de capacidad de generación que sufrirá UTE derivada de la exigencia de un flujo mínimo en el Río Negro que plantea el contrato. No hay un sólo puesto de trabajo nuevo. Pura pérdida para el estado.
Si se lleva adelante el proyecto UPM2 el endeudamiento público aumentará, desde que se firme el contrato ferroviario en los términos planteados, 1.500 mmdd. Cuando se haga lo propio con el contrato eléctrico y se hayan asumido los demás costos de la inversión dicha cifra se elevará a 2.500 mmdd. Esto es un crecimiento de la deuda pública actual de un 6%. Representa, a su vez, un 4% del pbi.
Por algo en su momento trascendió el malestar del ministro de economía con el proyecto. Y consecuentemente renunció el subsecretario Andrés Masoller.
El plan de vivienda que planteamos no necesita asumir un endeudamiento masivo. Puede llevarse a cabo en forma progresiva manejando adecuadamente los números del presupuesto nacional. Por supuesto, dada la situación de déficit fiscal global crónico que experimenta el país, el financiamiento de cualquier inversión necesariamente será a través de la emisión de nueva deuda pública. Este proyecto alternativo no pretende agotar las alternativas posibles a una inversión pública de este nivel. El objetivo es graficar una de las posibilidades existentes en forma documentada y contundente.
Sería interesante que los dirigentes y militantes sindicales del SUNCA que con tanto calor apoyan el proyecto UPM2 tuvieran en cuenta este trabajo.
El país está a punto de cometer un gravísimo error. Aún hay tiempo para revisarlo.



[2]     https://www.costos.com.uy/
[3]     2017-01-ceeic-productividad-en-la-industria-de-la-construccion.pdf
[4]     https://www.mtss.gub.uy/c/document_library/get_file?uuid=83ed7ed0-cacf-4da8-b44b-4c7a86a566f3&groupId=11515
[5]     Www.resonandoenfenix.blogspot.com UPM2 el empleo: anatomía de la mentira

No hay comentarios:

Publicar un comentario